La diferencia entre tokens y criptomonedas

En el contexto del crecimiento sin precedentes de Bitcoin y el desarrollo de las tecnologías blockchain, han surgido los tokens como una forma versátil y diversa de activos digitales. Estos tokens coexisten en las redes blockchain junto con las criptomonedas, pero tienen características y usos únicos que los distinguen.

Los tokens pueden ser creados por organizaciones, empresas o incluso por usuarios individuales. Esta flexibilidad en su emisión permite una amplia gama de aplicaciones y casos de uso. Algunos tokens están diseñados para representar acciones o participaciones en empresas, lo que brinda a los inversores la oportunidad de adquirir una participación en un proyecto o empresa específica. Otros tokens están destinados a la gobernanza de una red blockchain, permitiendo a los titulares de tokens participar en la toma de decisiones y votaciones relacionadas con el desarrollo y las actualizaciones de la red.

Es importante destacar que aunque los términos “tokens” y “criptomonedas” se utilizan a menudo de manera intercambiable, existen diferencias significativas entre ellos. Mientras que las criptomonedas como Bitcoin o Ethereum son unidades digitales nativas de una blockchain, los tokens son activos digitales que operan sobre una infraestructura blockchain existente, aprovechando las funcionalidades y la seguridad de dicha red.

Los tokens adquieren valor a través de diferentes mecanismos. Algunos tokens tienen un valor intrínseco respaldado por activos tangibles, como acciones de una empresa o productos físicos. Otros tokens obtienen valor a través de su utilidad en la red, ya sea como medio de intercambio, acceso a servicios o como derechos de participación en la gobernanza de la red.

Es importante destacar que el término “token” es un anglicismo utilizado para describir esta forma de activo digital. En realidad, el concepto de tokens ha existido a lo largo de la historia de la humanidad, utilizándose como fichas o monedas en diferentes contextos y períodos. Sin embargo, con el surgimiento de las criptomonedas y las redes blockchain programables, los tokens han vuelto a ganar relevancia y se han convertido en una herramienta fundamental para la creación de ecosistemas digitales.

Es relevante destacar que la palabra “token” es en realidad un anglicismo para lo que conocemos en Hispanoamérica como “ficha”. Este concepto no es exclusivo del mundo de las criptomonedas, sino que ha existido a lo largo de la historia de la humanidad. Por ejemplo, se utilizaban en diferentes períodos como monedas para el intercambio de esclavos o como forma de pago entre las élites. Sin embargo, con la aparición de las primeras criptomonedas y las redes distribuidas programables, los tokens han vuelto a ganar protagonismo.

También te podría interesar

Cristiano Ronaldo y Binance.

Binance anuncia colección NFT con goles más emblemáticos de Cristiano Ronaldo

 22 Junio, 2023

Logo de la stablecoin BUSD.

Cae el uso de la stablecoin BUSD a medida que se acerca a su desaparición 

 22 Junio, 2023

primeros tokens creados por la humanidad

Los Primeros Tokens y la Dualidad de los Activos Digitales: Tokens y Criptomonedas
En los albores de la historia, los registros comerciales eran llevados de manera rudimentaria, utilizando tokens de piedra como una forma primitiva de representar transacciones y activos. Estos antiguos tokens eran la base de un sistema de intercambio que sentó las bases para el desarrollo de medios de pago más sofisticados en tiempos posteriores.

En el contexto del florecimiento de Bitcoin y la revolución de las criptomonedas, han surgido los tokens como compañeros inseparables en las redes blockchain. Estos tokens coexisten junto a las criptomonedas, pero su naturaleza y propósito difieren en ciertos aspectos clave.

Los tokens, a diferencia de las criptomonedas, pueden ser creados tanto por organizaciones establecidas como por usuarios individuales. Esta capacidad de emisión flexible brinda una gran versatilidad y diversidad en cuanto a sus usos y aplicaciones. Existen diversos tipos de tokens, desde aquellos destinados a votaciones de gobernanza y toma de decisiones en una red, hasta aquellos que representan acciones o participaciones en empresas.

Es común que los términos “tokens” y “criptomonedas” se utilicen indistintamente para referirse a cualquier unidad digital emitida en una red blockchain. Sin embargo, es importante comprender que estas dos categorías definen activos distintos, con características y funcionalidades propias. Comprender las diferencias entre tokens y criptomonedas, así como la forma en que adquieren valor, resulta fundamental para aprovechar al máximo las oportunidades que brindan en el mundo digital.

Es interesante destacar que el término “token” es un anglicismo que se utiliza para describir esta forma de activo digital. Sin embargo, el concepto de tokens no es exclusivo del mundo de las criptomonedas, ya que ha existido a lo largo de la historia humana en diferentes formas. En épocas pasadas, se utilizaban fichas o monedas como medio de intercambio en diversas transacciones, desde el comercio de esclavos hasta las transacciones entre las élites. No obstante, con la llegada de las primeras criptomonedas y las redes descentralizadas programables, los tokens han vuelto a cobrar relevancia y han evolucionado en su funcionalidad y utilidad en la era digital actual.

1¿Cuál es el origen de los tokens?

El legado de los tokens a lo largo de la historia y su evolución en las criptomonedas

Según la numismática, los tokens han desempeñado diversos roles a lo largo de la historia, desde ser fichas utilizadas con propósitos contables y monetarios hasta ser empleadas en celebraciones y recompensas. Estos elementos tienen más de 8.000 años de antigüedad y se originaron en la civilización sumeria como una forma de registrar e intercambiar información comercial. A través de rocas talladas, se podía llevar un registro preciso de la cantidad de grano, ganado o aceite disponible.

Es fascinante considerar que los tokens podrían considerarse los antepasados de la escritura tal como la conocemos hoy en día. Los historiadores especulan que las fichas utilizadas por los sumerios para el comercio pronto evolucionaron hacia un sistema de lenguaje escrito para comunicar información económica.

A lo largo de la historia, se han desarrollado diversos sistemas económicos para el intercambio de activos y bienes, desde el trueque hasta la creación de monedas tempranas como el denario romano, los metales preciosos como el oro y la plata, e incluso la invención del billete. Sin embargo, a pesar de los siglos transcurridos, la idea del token ha persistido hasta la última revolución monetaria presenciada por la humanidad: Bitcoin y las redes blockchain.

El primer intento de crear un token criptográfico se dio con las “monedas coloreadas” en Bitcoin en 2012. Estas monedas, tan rudimentarias como el sistema sumerio, eran nuevos activos que se creaban al registrar información en una transacción de bitcoin, incluso en pequeñas cantidades como unos pocos satoshis.

Para crear estos nuevos activos, todos los participantes de la red debían llegar a un consenso, lo que a veces generaba disputas dentro de la comunidad. Aunque las monedas coloreadas tuvieron una vida corta, marcaron el primer intento de crear tokens criptográficos en la historia.

Con la llegada de las redes de contratos inteligentes como Ethereum, la creación de tokens se diversificó y expandió. Empresas y organizaciones comenzaron a crear tokens para representar acciones, monedas fiduciarias (stablecoins), objetos digitales (NFT) e incluso nuevas formas de gobernanza. La introducción de estándares de tokens por parte de los desarrolladores y el surgimiento de las Ofertas Iniciales de Criptomonedas (ICO) popularizaron aún más la posibilidad de crear tokens.

Con el avance de las redes dedicadas a contratos inteligentes y la incorporación de tecnologías como Taproot en la red Bitcoin, la creación de tokens ha experimentado un crecimiento exponencial en el mercado de las criptomonedas. Los estándares de tokens y la innovación continúan impulsando el desarrollo de nuevos tokens y ampliando las posibilidades en el ecosistema digital.

estandares para los tokens en las cadenas de bloques

2Diferencias entre tokens, criptomonedas y altcoins

Diferenciando entre tokens, criptomonedas y altcoins

Es importante comprender las diferencias entre los conceptos de tokens, criptomonedas y altcoins, considerando el origen histórico de los tokens y su relación con las criptomonedas.

Empecemos por las criptomonedas. Usman W. Chohan explica que una criptomoneda es un activo digital diseñado para funcionar como medio de intercambio. Estas transacciones se realizan a través de métodos electrónicos y utilizan técnicas criptográficas para asegurar la seguridad de las transacciones. El concepto de criptomoneda tal como lo conocemos hoy en día está estrechamente vinculado a la creación de Bitcoin, la primera criptomoneda que aplicó un sistema criptográfico sólido en una plataforma de contabilidad pública (blockchain) para registrar y validar todas las transacciones de forma cronológica.

Por otro lado, el término “altcoins” se utiliza para referirse a las criptomonedas alternativas a Bitcoin o a aquellas creadas como alternativas al protocolo original. Las altcoins son consideradas como criptomonedas distintas de Bitcoin y han surgido a partir del desarrollo de nuevas plataformas basadas en la estructura de Bitcoin. Algunos ejemplos de altcoins son Litecoin, Ethereum, Dash, Monero, Zcash y Bitcoin Cash. También se puede utilizar el término “altcoins” para hacer referencia a otros activos criptográficos que no tienen su propio libro contable, como los tokens.

Los tokens, por su parte, tienen un origen mucho más antiguo y se han utilizado como fichas desde tiempos remotos con fines contables, monetarios, de celebración o recompensa. La idea de los tokens ha sobrevivido a lo largo de la historia y ha evolucionado en el contexto de las criptomonedas. Los tokens pueden ser creados por organizaciones o usuarios individuales y existen diferentes tipos, como aquellos utilizados en votaciones de gobernanza o aquellos que representan acciones de empresas. Mientras que todas las criptomonedas son consideradas altcoins, no todos los tokens son criptomonedas, ya que los tokens pueden tener diversas funcionalidades dentro de un proyecto o plataforma.

En resumen, los tokens tienen una larga historia que se remonta a tiempos anteriores a las criptomonedas. Mientras que las criptomonedas son activos digitales diseñados para funcionar como medios de intercambio, los tokens pueden tener una amplia variedad de usos y funcionalidades. Las altcoins, por otro lado, son las criptomonedas alternativas a Bitcoin o aquellas creadas como alternativas al protocolo original. Es importante tener en cuenta estas diferencias para comprender el ecosistema de activos digitales y su diversidad en el mercado.

3¿Cómo se crean los tokens?

La creación de un token variará de red en red, de acuerdo a sus características y utilidad. Es importante saber que solo se pueden crear tokens en redes con contratos inteligentes o una tecnología que permita registrar archivos, símbolos o transacciones complejas. Es común ver tokens en redes como Ethereum, Bitcoin, Tron, Binance Smart Chain o EOS, por mencionar algunas.

En el caso de redes con contratos inteligentes, los desarrolladores usan los contratos inteligentes para programar los tokens en la red. Con ellos pueden determinar las propiedades de un token sin necesidad de ser un experto. Asimismo, existen páginas web y repositorios en donde terceros ofrecen el servicio/código para crear uno de cero.

¿Cómo creo mi propio token?

Para aquellos interesados en crear sus propios tokens existen diversas páginas que prestan servicio para automatizar la creación de estos activos. No obstante, siempre se recomienda tener cierto conocimiento técnico, un planteamiento sobre su utilidad y hacer revisiones periódicas para evitar cualquier mal funcionamiento en su tecnología.

Los tokens en redes como Ethereum, Binance Smart Chain o Tron tienen sus propios estándares de token. ¿Qué significa esto? Pues, en CriptoNoticias tenemos una criptopedia entera explorando este tema, pero en resumidas cuentas son una serie de reglas y especificaciones que hacen más sencilla la programación e interacción de los tokens.

Los desarrolladores, por medio del uso de estos estándares y los contratos inteligentes, pueden programar el símbolo de los tokens (como BTC o USD), la cantidad a emitir, la manera en que se gestionará el saldo entre los propietarios e, incluso, la forma en que se transferirán estos tokens. Asimismo, dependiendo de la complejidad del token, variará la manera de programarlo. Es muy distinto un token que representa activos, a otro que transfiere imágenes digitales o ambos.

En el caso de Bitcoin, la creación de los tokens también varía. Como se trata de una red que no trabaja con contratos inteligentes, pero permite la creación de transacciones complejas, los usuarios deben crear sus tokens con otros requisitos en mente.

También existen estándares de token para esta red, entre ellos el más conocido es el BRC-20, que permite agregar símbolos a una transacción de bitcoin definir la cantidad de tokens a emitir y otorgar la posibilidad de transferirlos entre pares. Algunas plataformas ofrecen servicios para facilitar la creación de estos tokens, tal y como hemos explorado en este otro artículo.

4¿Para qué se usan los tokens?

Los tokens son un mercado de gran amplitud y variedad, por lo que no hay una única respuesta para esta pregunta. El término engloba múltiples casos de uso de activos en redes criptográficas, por lo que dependerá de cada proyecto o individuo especificar cuál es el objetivo que se persigue con dicho token.

Algunos tokens han sido creados como fichas para facilitar la gobernanza de una red. En este sentido, se usan para votar en decisiones de organizaciones y plataformas. Otros tokens son medio de intercambio, como las stablecoins. Asimismo, existen aquellos que se utilizan como recompensa por servicios en un sistema o para utilizar los productos de un exchange.

Hay tokens para motivar la jugabilidad de un metaverso o algún proyecto play-to-earn. También se ha explorado el uso de fichas criptográficas para la creación y comercialización de piezas digitales, incluidas entre ellas arte digital. Entre los usos más comunes está, por ejemplo, la representación de acciones de una empresa de criptomonedas.

Exactamente por estos diversos casos de uso es que los tokens se clasifican en distintos tipos. A continuación, hablaremos de ellos.

5Tipos de tokens y sus usos más comunes

Tokens de utilidad

También conocidos como “utility token” son aquellos activos creados para otorgar acceso a productos y servicios dentro de una plataforma. Puede ser un exchange, un videojuego o un sistema de préstamo. Por ejemplo, si un token es utilizado para acceder a descuentos, pagar comisiones o realizar acciones dentro de un juego se puede considerar un token de utilidad.

Estos se popularizaron en el 2017, cuando el boom de las ICO, ya que las empresas buscaban financiamiento de sus startups y proyectos por medio de la distribución de estos tokens. A diferencia de las acciones, los usuarios que tienen tokens de utilidad no tienen derechos a las ganancias de la firma, así como no se consideran una forma de inversión.

Ejemplos de tokens de utilidad

Algunos de los tokens de utilidad más conocidos son MANA de Decentraland, una plataforma de terrenos virtuales y realidad inversiva. También está Smooth Love Potion (SLP) del juego Axie Infinity, el cual se gana realizando actividades en la red y se puede intercambiar dentro del juego.

Tokens de seguridad

Los tokens de seguridad, por otro lado, son lo más parecido a una acción en el mercado de criptomonedas. Están vinculados a los valores financieros, así que son los tokens más regulados por las entidades gubernamentales.

El objetivo de estos activos es que los usuarios los compren y vendan de la misma manera en que lo harían si tuviesen una acción de Amazon, Apple, Tesla o cualquier otra empresa que cotice en un mercado bursátil.

Los tokens de seguridad se utilizan, más que nada, para que los usuarios especulen con el precio/expectativas de crecimiento de la empresa. En algunos casos se consideran una ficha de votación entre accionista, pero varía por proyecto y entre organizaciones.

Tokes que respaldan activos tradicionales

Mejor conocidos por su término en inglés “Equity tokens”, se asemejan al funcionamiento de los derivados en los mercados bursátiles tradicionales. ¿En qué sentido? Pues, estos tokens son una representación o respaldo de un activo tradicional. Pueden ser una acción, un fondo, una empresa o, incluso, contratos futuros.

Se trata de los tokens más cercanos al mercado de valores más conservador. Las empresas tradicionales lo usan para dinamizar su mercado, entrando al ecosistema de criptomonedas sin abandonar las herramientas de antaño que permiten exposición a las variaciones de valor de una firma.

Tokens de gobernanza.

Si los ciudadanos de un país votaran metiendo monedas en un frasco, estas serían tokens de gobernanza. Se tratan de un activo que otorgan al propietario derecho a participar en la toma de decisiones de un proyecto, empresa u organización.

Entre mayor cantidad de tokens tenga una persona, mayor es el peso de voto que tiene en una comunidad. Por lo general, estos tokens lo reciben los usuarios en rondas de distribución o por realizar actividades en pro de la comunidad.

Ejemplos de tokens de gobernanza

UNI, el token del exchange Uniswap, es un token de gobernanza. Asimismo, los tokens COMP de la plataforma de préstamos Compound, Maker de MakerDAO y AXS de Axie Infinity son usados para la toma de decisiones dentro de esta plataforma.

Stablecoins

La versión digital de las monedas fíat, tales como el dólar, el euro u el yen. Estos, generalmente, funcionan como representaciones de reservas físicas de estas monedas nacionales. Los usuarios las utilizan para comercializar con activos criptográficos o para resguardarse de la volatilidad del mercado de criptomonedas.

En algunos casos, los usuarios que son propietarios de estos tokens tienen derecho sobre las decisiones que toma la empresa respecto al respaldo de su dinero, así como sobre cualquier ganancia que pueda generar el activo por alguna variación de precio.

Stablecoins populares

Las stablecoins son uno de los mercados de tokens más grandes del ecosistema. Proyectos como Tether logran movilizar más capital diariamente que el mismo Bitcoin. Otros, como DAI, se encuentran muy conectados con el funcionamiento de las plataformas de finanzas descentralizadas (DeFi).

Tokens no-fungibles (NFT)

Token que tiene la particularidad de representar un activo único en su tipo, irrepetible en la blockchain y de cantidad limitada. Mejor conocidos porque son utilizados para registrar imágenes, textos o documentos en una red de criptomonedas.

Los tokens preferidos y más controversiales

Debido a que se tratan de una propuesta fuera de lo común, los NFT son de los tokens más controversiales. Se han utilizado para exitosos juegos como Cryptokitties y Axie Infinity. Asimismo, forman parte de coleccionables como los Rare Pepe, los Cryptopunks y los Bored Aped Yacht.

Los NFT se han popularizado en el mercado, especialmente, por los memes y las obras de arte digital. No obstante, también son utilizados en los metaversos, juegos play-to-earn o para el registro de direcciones web.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *